Home|Fe se ha fortalecido en EE.UU. en medio del COVID-19, según encuesta

Fe se ha fortalecido en EE.UU. en medio del COVID-19, según encuesta

Por Catholic News Service

WASHINGTON (CNS) — Según una nueva encuesta del Centro de Investigación Pew, más estadounidenses dicen que la pandemia del coronavirus ha fortalecido su fe religiosa comparado con otras 13 naciones que tienen lo que Pew llama “economías avanzadas”.

Sin embargo, en la otra cara de la moneda, la mayoría en cada país incluyendo Estados Unidos, ha afirmado que la pandemia no ha alterado su nivel de fe.

A excepción de Australia, Canadá, Japón y Corea del Sur, los demás países encuestados eran europeos: Bélgica, Dinamarca, Francia, Alemania, Italia, Holanda, España, Suecia y Reino Unido.

La encuesta, difundida el 27 de enero, indica que el 28% de los estadounidenses dijo que la pandemia había fortalecido su propia fe religiosa y el 28% dijo que había fortalecido la fe de la gente en su país.

Los países más cercanos a Estados Unidos fueron España, donde el 16% de los encuestados dijo que la pandemia había fortalecido su fe y el 17% dijo que había fortalecido la fe de otros españoles; e Italia, donde el 15% dijo que había fortalecido su propia fe y el 19% dijo que había fortalecido la fe de otros italianos.

En los 14 países encuestados, un promedio de un 10% dijo que la pandemia había fortalecido su propia fe, mientras que el 15% dijo que había fortalecido la fe de la gente en su país.

El único país de los encuestados que registró aumentos de un solo dígito en cada pregunta fue Japón, donde el 5% dijo que había fortalecido su propia fe y el 5% dijo que había fortalecido la fe de la gente en su país.

El 9% de los surcoreanos dijo que la pandemia había actualmente debilitado la fe de la gente. En comparación con el 10% que dijo que había fortalecido su fe, fue un positivo neto de sólo el 1%. El único país con un número neto tan pequeño fue Suecia, donde el 3% dijo que había fortalecido su fe y el 2% dijo que la había debilitado.

En Estados Unidos, el 68% de los encuestados dijo que su propia fe no había cambiado mucho y el 47% dijo que la fe de otros estadounidenses se había mantenido más o menos igual.

La encuesta se realizó entre el 10 de junio y el 3 de agosto del año pasado, cuando los habitantes de los países afectados estaban aplicando las normas de distanciamiento social, órdenes de confinamiento nacional o ambas. Pew realizó encuestas telefónicas a 14.276 adultos en total en los 14 países.

Las respuestas más favorables se dieron cuando se preguntó si la pandemia había fortalecido los vínculos familiares. España alcanzó el 42%, mientras que Estados Unidos, el Reino Unido e Italia registraron un 41% cada uno. Sin embargo, incluso en esos países, un mayor porcentaje de encuestados dijo que tampoco había cambiado mucho.

En cuanto a los que dicen que su fe es muy importante para ellos, España está a la cabeza, ya que el 49% dice que la pandemia ha fortalecido su fe, en comparación con el 6% de los españoles que dicen que su fe no es algo demasiado importante o nada importante, una diferencia neta de 43, que también fue superior entre los 14 países encuestados.

Entre los estadounidenses, el 45% de los que dicen que su fe es muy importante para ellos dijeron que la crisis del COVID había fortalecido su fe, en comparación con el 11% que consideraba la fe menos importante o sin importancia, una diferencia de 34 puntos. En general, el 49% de los estadounidenses dijo que la religión es muy importante en sus vidas, así como el 24% de los españoles.

Aunque en Estados Unidos se suele prestar atención a los evangélicos blancos por su religiosidad, hubo un aspecto en el que los católicos estadounidenses superaron a los evangélicos.

Según Pew, el 48% de los católicos encuestados dijo que la pandemia “fortaleció los lazos con sus familiares más cercanos, lo cual es mayor que la proporción de protestantes evangélicos blancos (34%) que dicen que sus relaciones familiares son más fuertes como resultado de la pandemia”.

Sin embargo, el 49% de los evangélicos blancos dijo que la pandemia había fortalecido su fe, en comparación con el 35% de los católicos y el 43% de los evangélicos dijo que la crisis había fortalecido la fe de sus compatriotas, en comparación con el 30% de los católicos.

Independientemente del país, las personas con menores ingresos dijeron tener una fe más fuerte que aquellos con mayores ingresos. En Estados Unidos, el 34% de los encuestados con ingresos más bajos dijo que su fe se había fortalecido debido al COVID. El 22% reportado por los estadounidenses con mayores ingresos, sin embargo, es más alto que el mayor porcentaje de personas con menores ingresos de cualquier otro país con suficientes encuestados para que la respuesta sea estadísticamente significativa.

Cuando se le preguntó si las respuestas de los estadounidenses representaban una pausa en el continuo decaimiento de la nación hacia la secularización, Neha Sahgal, directora asociada de investigación de Pew, respondió: “Yo no iría tan lejos. Una cosa está bastante clara, que en los últimos años en Estados Unidos hay una tendencia a la secularización: más personas que dicen no tener religión y una disminución en la fe de las personas que dicen que son observadores”.

Sahgal añadió que “la mayor tendencia” de los estadounidenses a decir que su fe o la de la nación es más fuerte como resultado del COVID “está siendo impulsada en gran medida por estos grupos que ya son religiosos”.

By | 2021-01-29T15:11:47+00:00 January 29th, 2021|CNS, espanol, ETC Online, This Just In|0 Comments
%d bloggers like this: