“Se nos enseña que los milagros ocurren todos los días, y los resultados que dan estos ministerios sin duda son milagros.” Morline Guillory, directora asociada de servicios filantrópicos espera que los fieles de la diócesis sigan participando para que esos resultados sorprendentes sigan realizandose.

La Campaña de Fe del Obispo 2016 está comenzando en las parroquias de toda la diócesis, dándole a los feligreses la oportunidad de escuchar más acerca de las obras de los ministerios diocesanos y Caridades Católicas del Sureste de Texas.

“Estamos utilizando todos los medios a nuestro alcance para contar sus historias – el periódico diocesano, nuestros videos, folletos y testimonios de los laicos,” dijo Guillory, quien es responsable de ayudar a coordinar la campaña anual que subsidia a los 18 ministerios y Caridades Católicas.

“Nuestro tema de este año se basa en las obras espirituales y corporales de misericordia y viene de la idea del Papa Francisco cuando declaró este Año el Jubilo de la Misericordia”, dijo Guillory.

Cuando Francisco abrió la Puerta Santa en la Basílica de San Juan de Letrán el 13 de diciembre, declaró que el tiempo para la ternura, la alegría y el perdón comenzó de nuevo. Dijo que el Año Santo de la Misericordia es un tiempo para que la gente redescubra la presencia real de Dios y de su amor. También dijo que las personas de fe deben salir y ser “instrumentos de la misericordia,” lo cual es un viaje de por vida para poder ser misericordiosos como Dios.

“Los fieles católicos en el sureste de Texas puede llegar a ser” instrumentos de misericordia “como nuestro Santo Padre nos llama a hacer al poner en acción las Obras Corporales y Espirituales de Misericordia,” dijo Guillory. “Aunque una persona no puede hacerlo todo, nuestros ministerios diocesanos hacen estas obras de misericordia todos los días.”

Cada día los 18 ministerios y Caridades Católicas del Sureste de Texas llegan a las personas necesitadas. El ministerio a los enfermos en los hospitales y en hogares de ancianos. El Centro de Hospitalidad en Puerto Arturo alimenta a los que tienen hambre y da de beber a los que tienen sed. El ministerio de Justicia Criminal visita las prisiones.

“Las contribuciones de cada persona a la Campaña de Fe del Obispo pone estas obras de misericordia en acción y cada contribución financiera es importante porque marca la diferencia a la gente que los ministerios alcanzan,” dijo Guillory.

Cada niño que recibe catecismo de un catequista que recibió capacitación de la oficina de Evangelización y Catequesis es ayudado gracias a las contribuciones a la Campaña de Fe del Obispo. Jóvenes y jóvenes adultos que tienen eventos espirituales y sociales patrocinados por la Pastoral Juvenil y ministerio del Campus Universitario son los destinatarios de la ayuda de los fieles católicos en todo el Sudeste de Texas.

“Los dones financieros de cada persona son importantes porque significan que los ministerios puedan continuar sus buenas obras en nuestra diócesis,” dijo Guillory. “Gracias a las personas que dan esos dones financieros, los ministerios pueden tocar a miles de personas cuando se fortalece la fe de alguien, se consola a un afligido, se convierte el encarcelado y mucho más.”

Tómese el tiempo para absorber la información de esta publicación del periódico’ East Texas Catholic,’ de presentaciones en las parroquias y a través del video oficial de la campaña, dijo Guillory.

“Entonces consideren con oración lo que su don financiero a la Campaña de Fe del Obispo podría este año en relación a sus bendiciones. ¿Puede convertirse en instrumento de la misericordia de Dios?”